Con el fin de ofrecerte el mejor producto, aquí te explicamos el proceso que llevamos a cabo para elaborar los kits de cultivo. Éste esta formado por tres etapas. Mira cómo lo hacemos:

Preparación


Nos ponemos manos a la obra y preparamos todo lo necesario para la elaboración. Prestamos especial atención y cuidado a las condiciones de higiene, ya que fabricamos un producto que está destinado al consumo.
El pilar fundamental de nuestra empresa es el reciclaje, por eso, aprovechamos los posos de café que los bares y cafeterías desechan, utilizándolos para generar nuestros kits de cultivo.
En esta fase filtramos los posos, eliminando todo tipo de impurezas o residuos que en éstos puedan encontrarse, asegurándonos que no contienen ningún tipo de sustancia no deseada.

Inoculación


Mezclamos las semillas de las setas (micelios) con los posos de café, para ello pesamos las materias primas y de forma que las cantidades y proporciones sean las correctas.
La mezcla la embasamos en una bolsa (de polipropileno con filtro microperforado), a continuación se cierra de forma que no haya ventilación, excepto que la reciba a través de las perforaciones.
Las bolsas se introducen en cajas y almacenan en un lugar con escasa luz, en el que controlamos los niveles de temperatura y humedad para que sean constantes.

Incubación


Los micelios absorben los nutrientes que el sustrato (los posos del café) les proporciona. Para garantizar que el cultivo de las setas es óptimo, recogemos los posos que se han desechado de 24 a 48 horas antes, ya que en éste periodo de tiempo todavía no se han degradado los nutrientes que hay en ellos.
El producto es almacenado de 20 a 30 días, en los cuáles el color del sustrato irá cambiando de marrón a blanquecino, lo cual indica que el micelio está creciendo de forma satisfactoria.



Ahora es tu turno ¿Preparado?